cruceros viajar sin preocupaciones viajes para mayores

En los últimos años los cruceros se han puesto de moda y sus precios han bajado mucho. Afortunadamente para nosotros, lo que antes era un viaje exclusivo para unos pocos que podían pagarlos, ahora es una forma de viajar accesible y una alternativa perfecta para quienes queremos hacer turismo sin preocuparnos de nada durante el trayecto.

La oferta es enorme así que es fácil encontrar un crucero que nos guste y que se adapte a nuestras necesidades. A la hora de elegir, además del precios, es importante tomar en cuenta los puertos intermedios a los que llega cada barco, si se trata de cruceros pequeños o grandes (existen verdaderas ciudades flotantes) y las fechas en los que se realizan los viajes. Teniendo en cuenta estos datos podremos más o menos intuir el tipo de personas que serán nuestros compañeros de viaje, por ejemplo personas adultas sin ataduras por fechas o duración del viaje, familias con niños, jóvenes solteros, etc. En general todos los cruceros están disponibles para todo tipo de público, pero no dejan de tener características propias.



¿Por qué elegir un crucero?

Cuando se trata de las vacaciones, queremos que todo sea perfecto, poder descansar y pasar unos días inolvidables haciendo sólo lo que nos gusta. No importa el tipo de viajeros que seamos, ya sea que seamos del tipo independiente al que le gusta encargarse de cada detalle y ver todo lo posible en cada destino, como si somos de los que preferimos no hacer nada y sólo desconectar, los viajes en crucero tienen ventajas para todos.

Te olvidas de las maletas

Una de las principales ventajas de los cruceros es que podemos conocer muchos lugares diferentes sin tener que hacer y deshacer maletas a cada rato. Nos instalamos en el camarote del barco y podemos ponernos tan cómodos como queramos, no habrá necesidad de empacar nuevamente hasta el final del viaje y eso es realmente fabuloso.

Puedes conocer varios lugares en poco tiempo

Si eres de los que quieren sacar el mayor partido a cada destino, leerte guías turísticas y conocerlo todo, podrás hacerlo sin ningún problema. Una vez que el barco atraca en un puerto podrás recorrer la ciudad libremente según el itinerario que te hayas propuesto. Y si piensas que un crucero no está suficientes horas en cada destino como para conocerlo bien, tienes razón, pero es una excelente manera de hacerse una buena idea de varias ciudades en poco tiempo. Siempre podrás volver a aquella que más te haya gustado y que quieras visitar a fondo.

 
 

Pero los cruceros también ofrecen múltiples excursiones organizadas, así que si no quieres preocuparte de nada y lo de leer guías no es lo tuyo, pero quieres conocer lo más importante de cada destino, entonces estas excursiones serán perfectas para ti. Los barcos ofrecen varios tipos de paseos en cada ciudad y seguro encontrarás alguno que te interese, los traslados están incluidos y no tendrás que estar pendiente de los horarios.

El descanso está garantizado

Un viaje en crucero es una forma de descansar sí o sí. Normalmente cada día deberás estar de regreso a bordo a las 5 ó 6 de la tarde, con lo que el resto del día lo tendrás para recuperar fuerzas, sentarte tranquilamente a contemplar el mar o disfrutar de la infinidad de atracciones que cada barco prepara para sus viajeros.

Incluso si eliges no bajar a puerto, en el barco encontrarás formas relajantes de pasar el día, piscinas, jacuzzis, terrazas, salas de lectura y varios tipos de salones, son algunas de las comodidades que ofrecen los cruceros. Por supuesto dependerá del tamaño del barco que elijas, pero en general siempre encontrarás diferentes maneras de relajarte, según tus gustos.

Encontrarás entretenimiento en cada rincón del barco

Teatros, cines, casinos, restaurantes, tiendas, discotecas y muchas otras cosas más están disponibles durante todo el viaje, para que los cruceristas se diviertan, así que no te aburrirás durante la travesía.

Puedes elegir la opción todo incluido

Casi todas las empresas navieras tienen opciones de todo incluido en sus destinos. Si eliges esta alternativa, verdaderamente no tendrás que preocuparte de nada. Tendrás incluido no sólo el viaje sino también todas las comidas y bebidas a bordo y en general hay varias opciones para elegir. Eso sí no olvides que hay algunas restricciones, especialmente en cuanto a bebidas se trata y que las excursiones en tierra normalmente hay que contratarlas por separado.



Por supuesto que si eres de los que prefiere la libertad de elegir en cada momento, los cruceros también te dan esa opción y podrás escoger cada día dónde y qué quieres comer ya que en los cruceros grandes hay varios tipos de restaurantes.

Tipos de cruceros

Hoy en día hay cruceros de muchos tipos diferentes, que recorren todos los mares del planeta. Los hay marítimos que recorren áreas relativamente pequeñas como el Mar Mediterráneo y otros que dan la vuelta al mundo y llegan a islas tan remotas como Bora Bora o Isla de Pascua. Pero también hay cruceros fluviales que recorren ríos épicos como el Danubio o el Amazonas.

Hay cruceros baratos con todo incluido, cruceros en barcos tan grandes que no podrías conocerlos enteros en un solo viaje y cruceros de lujo que se realizan en barcos de menor tamaño e incluso veleros, que brindan a sus pasajeros todas las comodidades y la exclusividad que se puedan imaginar.

Y finalmente hay cruceros cortos de 3 ó 4 días y cruceros que pueden durar varios meses y que dan la vuelta al mundo completamente.

Como verás, solo es cosa de encontrar el que se adapte a ti. Quizá te enamores de esta forma de viajar y te animes a probar muchos tipos de cruceros diferentes.

Cruceros sólo para adultos

En general, aunque las navieras están poniendo cada día más atención en ofrecer sus productos dándoles un enfoque para el público adulto y senior – han descubierto que somos un mercado interesante -, prácticamente no hay cruceros destinados sólo a los adultos, salvo algunos cruceros de lujo que son bastante exclusivos y  los llamados cruceros swinger.

Si estás pensando en un crucero relajantes o una escapada en pareja y preferirías evitar en lo posible el ruido y el alboroto que caracteriza a la infancia, entonces podrás conseguirlo más fácilmente si eliges entre los cruceros que se realizan fuera de la temporada de vacaciones escolares, es decir, que no sea ni entre diciembre y marzo (vacaciones en el hemisferio sur) ni entre junio y septiembre (vacaciones en el hemisferio norte).

Lo que sí ofrecen la mayoría de navieras como Pullmantur, Royal Caribbean o MSC Cruceros, son descuentos especiales para viajeros mayores de 55 ó 60 años (cada empresa pone sus condiciones), así que si eres uno de esos afortunados que está en el rango de edad correcto, no dejes de informarte. Normalmente no son descuentos que se apliquen en todas las fechas ni en todos los itinerarios pero pregunta siempre.

Finalmente, sí que existe un tipo de crucero exclusivo para adultos, se conocen como los cruceros swinger y son un crucero dirigido especialmente a parejas que buscan experiencias adultas como el intercambio de parejas y cosas parecidas, en un entorno completamente privado. Algunos de estos cruceros son total o parcialmente nudistas. Así que como decía al principio, cruceros hay para todos los gustos 😉